viernes, 30 de agosto de 2019

SELECCIÓN PERUANA




Sale Guerrero y entra...

Juega la blanquirroja, juega la Selección Peruana, jugamos todos. El 5 de setiembre ante Ecuador y el 10, ante Brasil. ¿Qué pondrá Gareca? ¿probará? ¿jugará con los mismos de la Copa América? Obviamente, Paolo Guerrero no estará, sabemos por qué. Y esa es la gran duda, ¿quién lo reemplazará, quién podrá "hacer" de Paolo ante la ausencia del 9? ¿Problema? puede ser...Pero si lo vemos desde otro ángulo, podría ser una oportunidad. Oportunidad para probar a otros jugadores, ver quién sería útil en una zona que escasean elementos. El indicado, al parecer, es Ruidíaz. El pequeño delantero conoce esa zona de juego, pero las veces que ha tenido la opción de hacer olvidar a Guerrero, logró lo contrario: hizo que se le extrañara.


Resultado de imagen para perú vs ecuador y perú vs brasil
Yosimar Yotún no podrá jugar ante Ecuador por suspensión. Fuente: América TV
No veo dudas en el profesor Ricardo Gareca. Lo más probable es que en el arco se cuadre Gallese, por las bandas, Advíncula y Trauco (si llega a recuperarse a tiempo), como centrales, Zambrano y Abram. En el medio, a Tapia nadie lo mueve, Flores, Cueva (aunque sin fútbol, es fijo para Gareca). Por Yotún (suspendido), es probable que lo haga Gonzales, o quizá Aquino, ya recuperado. Más adelante, Carrillo, y como nueve... no hay nadie. Como dije, la pulga, sobre el papel, podría ser, y quizá sea el elegido. Conociendo al técnico argentino, me atrevo a asegurar que será el ex Universitario quien comande el ataque. Yordy Reyna, el otro centro delantero convocado, está un peldaño debajo de Ruidíaz.
Otras alternativas, como Kevin Quevedo, no lo veo arrancando. El joven delantero de Alianza Lima está aún muy verde para este tipo de encuentros. Pero sí le va a hacer muy bien las charlas con los más experimentados, pero sobretodo con el DT, que ha demostrado que sabe llegar al corazón y a la mente del jugador. Otras variantes de ataque, por fuera, están Gabriel Costa, el mismo Gonzales. Y el polifuncional Carlos Áscues, le puede dar un lindo dolor de cabeza al comando técnico, pues siempre demostró que la camiseta nacional nunca le pesó.
Así las cosas, nuestra selección de fútbol tiene la complicada tarea de confirmar el crecimiento de nuestro fútbol. Aunque a decir verdad, el crecimiento futbolístico de la selección, nada más, porque a nivel de clubes, nos hemos quedado en el tiempo...

domingo, 7 de julio de 2019

FINAL PERÚ-BRASIL

CONTRA TODO Y CONTRA TODOS
Lo que está viviendo nuestra selección en Brasil es histórico. Llegar a una final luego de 44 años es ya histórico. Ganar por penales y sacar de carrera a otra selección, fue histórico. Nunca antes habíamos superado por tiros desde el punto penal a nadie. Ganarle a Chile por goleada (3-0), también es histórico. Pero todo esto no es casualidad, aunque para muchos, haber llegado hasta aquí ha sido porque hemos tenido "suerte". ¿Suerte?, Empezamos con un empate deslucido ante la otrora cenicienta Venezuela, con Bolivia ganamos pero dejando dudas, y con los locales, sufrimos la peor derrota en la era Gareca (0-5). ¿Suerte? En cuartos nos la veíamos ante los super campeones uruguayos. Los orientales están hechos para este tipo de campeonatos, y lo supimos sacar adelante con una entrega y disciplina táctica como nunca se ha visto en selecciones peruanas. Y en los penales no fallamos. ¿Suerte? Y se venía Chile. Los actuales campeones de la Copa América recuperaron a a casi todos sus integrantes de su "generación dorada" y volvieron a mostrar un buen juego que los llevó a esa instancia y con aspiraciones de repetir la hazaña de ser campeones. ¿Fue suerte que la blanquirroja los superara en todos los sectores del campo? ¿fueron suerte los tres goles que les marcamos? ¿fue suerte que Gallese atajara el penal a Vargas, cuando éste quiso humillarlo "pinchando" la pelota y así, al menos tener una alegría y reírse en nuestra cara? Si así algunos lo creen, es una pena...
Resultado de imagen para PERU BRASIL FINAL DE LA COPA AMERICA
Ahora estamos soñando despiertos. Jugar la final ante Brasil suena a revancha por el último resultado. Esta vez será distinto, sin duda. Los mismos brasileños piensan así, sino miren cómo se portan con los nuestros. No los dejan entrenar, no hay sala de conferencia, no los dejan descansar con una fiesta y sonido ensordecedor. ¿Miedo? Lo dijo Messi, esto está preparado para que Brasil sea el campeón. No se imaginan otro "Maracanazo". Por ello están tomando todas las precauciones del caso. 
Esta selección está hecha para hacer historia. Un mundial, posición histórica en el ránking Fifa, final de una Copa América, es decir, se rompen todos los récords. ¿por qué no creer que hoy somos campeones de la Copa América? No importa si me equivoco. No importa que todo nuestro hermoso país festeje por adelantado un triunfo ante Brasil en esta inesperada final. Así somos, así es el fútbol, tenemos derecho a soñar. Y no importa que estas cosas extra deportivas estén sucediendo en el país de la samba. Si eso está pasando, es por algo, sienten pasos, sienten ese fantasma de 1950. Ya no importa nada, hay sale el campeón, y ese será...

lunes, 24 de junio de 2019

COPA AMÉRICA

PERÚ EN CUARTOS
¡Estamos en cuartos! Pero, ¿lo merecemos? La expectativa que teníamos los hinchas de la bicolor de ver a nuestro equipo participar en esta Copa América de Brasil, y demostrar el crecimiento de una oncena que llegó a un mundial luego de 36 años, se fueron por los suelos cuando vimos un empate ante la otrora cenicienta Venezuela, un triunfo algo mentiroso ante Bolivia, y qué decir de la humillante derrota ante Brasil. Estamos en cuartos, cierto, pero con la eterna calculadora en manos, a ver si los otros resultados nos ayudan. En sólo tres años, la selección peruana pasó de ser mediocre a competitiva, luego, a ser respetada, poco después, le podíamos ganar a cualquiera, y ahora, nos hacen volver a pisar tierra los resultados, pero sobretodo el juego en conjunto.
¿Qué pasó para que volvamos a sentir ese miedo a ganar? ¿Acaso los jugadores que tenemos son unos más del montón? ¿Los rivales ya nos conocen? ¿Gareca ya no es el gran entrenador de antes?, Me temo que son todas esas alternativas y más...
Resultado de imagen para peru vs brasil 2019
No hace mucho escribí que ya habíamos entrado en una curva descendente. Lamento no haberme equivocado. Los partidos de preparación así lo decían, malos resultados, pero sobretodo malas actuaciones. Y en esta Copa América queda demostrado que no estamos a la altura de ese equipo que le ganó a Uruguay en Lima, que venció a Ecuador en el mismo Quito, que humilló a Paraguay en su casa, que se sobrepuso ante Colombia y empató un partido muy complicado, y que significó medio boleto a Rusia 2018. Estamos lejos de ese juego, porque ya no somos compactos en las tres líneas. El cambio de la defensa trajo más dudas que certezas. En la mitad, ni siquiera hay recambio. Tapia no puede hacerlo todo. No tenemos un mixto que limpie las jugadas y ponga tranquilidad en la salida. Yotún ya no lanza como antes porque Guerrero ya está bien referenciado, ya lo conocen. Y arriba, Cueva no explota con fantasía, ha perdido confianza, Farfán ya nos es el encarador que gana con potencia y velocidad. Carrillo, ha bajado su producción al irse a una liga no competitiva, además, es un delantero sin gol. Y en en arco, Gallese se ha contagiado de la mediocridad de los demás y genera más nerviosismo en sus compañeros.
Con todo eso, no sorprenden los malos resultados. Pero lo peor no es eso. Que no tengamos recambio a la vista es lo que realmente preocupa. Si algo falla, lo reemplazas. Pero me pregunto, ¿si sale Guerrero, a quién pones?, si sacas a Cueva, ¿hay alguien de esas características que lo pueda hacer bien en su lugar? Se cambió a la defensa y vemos los resultados. No tenemos marcadores. Advíncula es veloz, pero sólo eso. Trauco ha mejorado un poco en la marca, pero ha perdido en la proyección. A eso sumamos que Ricardo Gareca se ha equivocado en los planteamientos. Jugar ante Brasil con ese atrevimiento puede costar caro, y nos costó muy caro. 
Ahora nos la veremos ante Uruguay. Los charrúas son, a mi modo de ver, los que mejor afrontan las Copa América históricamente. Por algo son los máximos ganadores de la copa más antigua del mundo. Sacarlos de competencia suena utópico, pero quién sabe, los nuestros, por ahí, se acuerdan que alguna vez la blanquirroja levantó la copa dos veces y sacan a relucir ese orgullo que no tiene  que perder nunca. A levantar la cabeza.

jueves, 14 de marzo de 2019

COPA LIBERTADORES

¿COMPETIR? ¿QUÉ ES ESO?
Parece ser la pregunta que se hacen, no los hinchas, sino los propios futbolistas que, una vez más deambulan por las canchas de fútbol sin saber qué hacer... ¿Suena exagerado decir esto?, para nada. La justa continental a nivel de clubes más importante en esta parte del mundo parece haber sido hecha para todos, menos para los equipos peruanos. Y una vez más demuestran en la cancha que este y cualquier torneo internacional les queda GRANDE. ¿Competir? qué buen chiste...
Para conseguir cosas importantes, resultados importantes, resonantes, etc, tienes que prepararte. Pero, de qué sirve invertir en un buen DT, en "romper" el mercado local con fichajes "bomba", en ganar siempre un torneo mediocre como el peruano, si cuando necesitas dar ese pasito hacia una consagración fuera de nuestras fronteras, chocas, una vez más, con nuestra patética realidad: No somos competitivos, nos falta carácter, personalidad, vergüenza deportiva, ese amor propio que nos diga que tenemos dignidad, y por ello vamos por algo más que sólo salir a la cancha a que nos vapuleen cuantas veces quieran... ¿Competir?, qué buen chiste...
Resultado de imagen para alianza cristal y melgar
En el fútbol se puede perder, está permitido en serio, pero lo que no está permitido es no competir y salir derrotado sin luchar. Salir al campo de juego a esperar que los rivales de turno tengan siempre la pelota y marquen los goles que quieran, cuando quieran, como quieran, es no entender este hermoso juego. ¿Si no tienes ambiciones, para qué vives? Si no quieres ganar, ya perdiste. Con una mentalidad mediocre, sólo consigues cosas mediocres...
Siempre escuché que el problema del futbolista peruano no está en su habilidad, está en la cabeza. Estoy convencido de eso. Escuchar que vamos a enfrentar a argentinos, brasileños, uruguayos, colombianos,etc. ya estamos temblando. Hasta la prensa habla de goleadas en contra antes que se jueguen los partidos. Esa mentalidad perdedora no se va con una clasificación a un mundial luego de 36 años. Se va con trabajo, disciplina, compromiso. Se va, trabajando con los niños. De eso se habla siempre, pero nunca se hace. Así como estamos, los papelones van a seguir, y la mentalidad perdedora seguirá más enraizada que nunca.

domingo, 3 de febrero de 2019

ALIANZA LIMA, CRISTAL, "U"...

DE ILUSIONES Y FRACASOS
"La Noche Blanquiazul", "La Noche Crema", "El día de la Raza Celeste"... Los tres "grandes" de nuestro fútbol se presentaron ante sus hinchas y público en general esta semana con espectáculos que hacían pensar que estábamos ante Messi, Ronaldo, Pogbá, Neymar,etc. NO, estábamos ante Quevedo, Butrón, Corzo, Carvallo, Cazulo, "canchita" Gonzales... Estadios llenos de gente que se ilusiona con un gran año. Eso suena a lo de siempre y sabemos cómo termina siempre.
Está bien toda esta fiesta. Total, el fútbol es la alegría del pueblo. Sin fútbol no se concibe la vida. Eso lo saben los dirigentes, lo sabe el hincha (el sufrido hincha), lo sabemos todos. Aunque, para ser sinceros, la deuda pendiente de los clubes nacionales son los torneos internacionales (siempre hacemos papelones), la esperanza de que esto cambie por fin cuando se inicia el calendario futbolístico, siempre está en la cabeza de los "incondicionales". Espero, una vez más, que esta vez sea diferente.
Resultado de imagen para ALIANZA CRISTAL U
Alianza Lima es el que más ha invertido. Miguel Ángel Russo, su actual técnico, es un top en la región, con títulos y pergaminos que lo avalan. Ha contratado con criterio a jugadores del medio local e ilusiona al hincha con el título nacional y apunta a ser la sorpresa en la Copa Libertadores. El único problema es que "el equipo del pueblo" nunca ha sido un grande en la Libertadores. Ni siquiera en su mejor momento, con Cubillas y compañía, supieron meterse en instancias finales del torneo continental. Es una deuda histórica que, ojalá, alguna vez la salden. ¿Será este el año?
Sporting Cristal, el campeón peruano, cambió de técnico, contrató menos que los de La Victoria, pero siguen con la columna vertebral que los llevó, de lejos, a ser los mejores del pasado año. Eso los mantiene como favoritos (cosa rara, ¿no?), para el medio local, pero para la Copa Libertadores... no lo sé. Hace mucho, pero mucho tiempo un equipo peruano no es protagonista, en serio, del torneo más importante a nivel de clubes. El otro representante peruano a la justa continental es Melgar. Una incógnita. Los arequipeños, en sus últimas presentaciones internacionales han sido otra decepción. No tengo por qué creer que esta vez será distinto... ¿Y Garcilaso del Cusco?  me olvidaba de ellos... eliminados... otra vez.
Quizá Universitario la tenga un poco más fácil este año en su lucha por el título nacional. No juegan nada afuera y se concentrarán totalmente en planificar el año para obtener su estrella número 27 que no logran desde su último trofeo en el 2013. 
Salvo raras, rarísimas excepciones, se hizo un buen papel internacional a nivel de clubes. ¿Y sigue la duda que somos un país chico, futbolísticamente hablando? Por favor... 

sábado, 29 de diciembre de 2018

SELECCIÓN PERUANA

CURVA DESCENDENTE
El año termina y el saldo futbolístico, a nivel de selección es incierto. Si bien volvimos a un mundial de fútbol luego de 36 años, lo que vino después preocupa. Los partidos amistosos dejaron más dudas que certezas de un crecimiento sostenido con miras a hacer una gran Copa América en Brasil. Se decía que jugábamos (detrás de los pentacampeones), el mejor fútbol de la región, que ganar el torneo más antiguo del mundo a nivel de selecciones era casi una obligación, que jugar el mundial de Qatar el 2022 era un hecho. Hablamos de un futuro que es probable. Pero nadie puede asegurar nada de esto. Si somos realistas y objetivos, seguimos siendo un equipo chico, que tuvo una espectacular racha el 2017 y logró cumplir el sueño de varias generaciones que anhelábamos ver nuestra bandera en un mundial. Perfecto. Fenomenal. Sigo aplaudiendo eso. Pero el fútbol es mucho más que sólo una buena racha. La curva es descendente.
Resultado de imagen para PERÚ FUTBOL
Para empezar, hicieron bien en seguir con Gareca al mando del grupo. En segundo lugar, se busca que los encuentros amistosos sean exigentes, bien. Sólo que, al parecer, los jugadores no están al nivel de la exigencia. Es cierto, qué más exigencia que un mundial al que, creo, lo hicieron bien. Pero el problema pasa porque, al parecer, los jugadores no están en su mejor momento. Guerrero sigue suspendido. Farfán se lesionó y la edad le está pasando factura. Tapia, no juega, no tiene continuidad. Flores, ahora en México, sigue siendo suplente. Cueva, en Rusia, es uno más, y tampoco juega. Gallese, en un puesto tan sensible, calienta la banca, y no tiene equipo. Ramos hizo mal en irse a Arabia (por dinero), y tampoco la "chunta". Santamaría, que empezó bien en la liga azteca, tampoco está jugando. ¿Trauco? ni siquiera es convocado en Flamengo (su padrino, Guerrero, ya no está). Estoy hablando de 9 jugadores que, lejos de crecer futbolísticamente, han decaído en su juego y están desapareciendo de los campos de juego. Sólo Araujo, Aquino, Carrillo y, sobretodo Advíncula, (4 jugadores), están teniendo regularidad y han evolucionado. Aunque sigo creyendo que Carrillo hizo mal en irse a Arabia.

Perder ante Ecuador y Costa Rica ha evidenciado lo que he dicho. Sobre el papel, éramos mejores. Éramos. Hoy no lo somos. Ricardo Gareca tiene otro gran reto. Buscar jugadores en un medio como el nuestro no es fácil, por eso, estoy seguro, va a insistir con los mismos. Obvio, ya los conoce, y los jugadores a él, y de seguro matarán por no defraudarlo. Todo toma tiempo, y consolidar una idea de juego también. La idea es que, juegue quien juegue, se pueda llegar al nivel que disfrutamos cuando vencimos a Uruguay, aquí en Lima, y derrotamos a Ecuador, en Quito. Si podemos sostener ese juego tres partidos seguidos, el futuro se podrá mirar con una sonrisa en el rostro.

domingo, 16 de septiembre de 2018

NUESTRA SELECCIÓN POST MUNDIAL

NUESTRA REALIDAD

Dos derrotas. Puede sonar preocupante para cualquiera. Y en serio lo es. Ese equipo que jugaba bien, que funcionaba como equipo, y como tal conseguía resultados muchas veces insospechados, no está más. Luego de jugar el mundial en Rusia, los dirigidos por Ricardo Gareca parece que están pasando por una transición natural: adaptarse a la actualidad de pertenecer al selecto grupo de selecciones de élite, competitivas, solicitadas para enfrentarse a las ya acostumbradas potencias del balompié.¿Fácil? No. ¿Preocupa? Sí. Esta casi mágica realidad podría ser efímera si no se intenta ser honesto con nosotros mismos. ¿A qué me refiero?, el éxito conseguido, los triunfos logrados, lo único que han logrado es elevar nuestra autoestima hasta la estratósfera. Eso sería bueno si no fuésemos tan desubicados. Este tipo de historias ya suena repetida: ganamos un partido y ya somos los mejores del mundo...
Ahora, ante Holanda y Alemania, pasó lo que tenía que pasar. Perdimos. Lo raro hubiese sido que ganáramos. Aunque por momentos se jugó bien, incluso en ambos encuentros nos adelantamos en el marcador, no logramos mantener un juego solvente, de dominio y sólido en todas las líneas. Fallamos mucho en defensa, con errores infantiles en salida que nos costaron goles. Eso no puede pasar nunca más. La explicación pasa porque la realidad dice que no somos lo que creemos ser. No somos la gran potencia futbolística que erróneamente suponemos que somos. La actualidad de nuestros jugadores dista mucho de ser la ideal. Cueva en Rusia no es titular. Carrillo, en Arabia, ¿es broma? muchas veces el dinero no es la respuesta a todo. Los únicos que han crecido son Advíncula en España (Rayo Vallecano), y Pedro Aquino en México. Farfán, en lo suyo, destacando por sus propios méritos y talento que lo hacen, a su edad, quizá el mejor jugador peruano (junto a Pizarro), de los últimos 20 años.
Si Gareca no recompone las cosas ya, la caída luego de haber subido tan rápido y tan alto, será dura, muy dura. La Copa América del próximo año tiene que ser la confirmación de un crecimiento real. No creo que vayamos por todo (campeonar), no sería justo. Hay otras selecciones que saben lo que significa ser grandes. Que merecen más de lo que su actualidad les está dando. Nosotros debemos asumir que aún somos un equipo chico que está buscando por fin, consolidar no un equipo, sino el crecimiento de TODO nuestro fútbol. Con un torneo local decente, en donde la mediocridad no sea el común denominador. Con canchas donde se pueda jugar un buen fútbol, no chacras donde apenas se pueda patear el balón. Con un sistema de justicia deportiva "justa" y diligente en donde queden de lado las especulaciones y sospechas y libres de intereses. Por algo tenemos que empezar. 
Me parece saludable que Ricardo Gareca siga al mando de la selección absoluta. La continuidad asegura una idea de juego que espero se instaure en la mentalidad del jugador peruano.

domingo, 15 de julio de 2018

VIVE LE FRANCE


LA FRANCE CHAMPIONNE DU MONDE
¡¡Francia Campeón!! ¿Justo? Hay quienes dicen que siempre tiene que haber un campeón, pero no siempre es el justo campeón. En Rusia, gustó mucho Bélgica, tercero, por delante de Inglaterra. Croacia, subcampeón, inspiró mucha simpatía, por su garra, sorpresa cuando iba abajo en el marcador, y una solidaridad como equipo que hizo ver partidos sorprendentes como cuando volteó a Inglaterra. Todos, incluyéndome, veíamos a los ingleses en la final. Es cierto, las polémicas van a haber siempre en el fútbol, y más aún en un mundial. Pero, a decir verdad, cómo se puede cuestionar a una selección que mostró solidez en todas sus líneas, con un arquero como Lloris que fue de lo mejor. Una defensa, con Varane y Umtiti, titulares en Real Madrid y Barcelona respectivamente, muy atentos en las coberturas y, además, con gol. Carrileros como Pavard (autor del mejor gol del mundial ante Argentina), y Hernandez con mucho fútbol y vocación ofensiva. Kante (el mejor contención del torneo), Pogba, un mixto que ataca y defiende con gran facilidad y criterio en las contras. Un Griezman que tiene una rapidez mental para que, en situaciones que se requieren, resuelva con eso, rapidez, y salir con un remate o habilitación que aclara el panorama. Y qué decir de Mbappe. El joven es una realidad que hace dudar de su edad (¿en serio tiene 19 años?), ¡¡increíble!! Su velocidad, lujos, y sobre todo gol, han convertido al francés en una joya que no quiero imaginar en cuánto podría valer su pase…
Resultado de imagen para francia campeon mundial
¿Justo? Claro que sí. Aunque su juego no haya sido el más vistoso o de espectáculo que muchos quisieran ver, Francia jugó siempre con inteligencia. De acuerdo al rival, supo administrar bien el balón. Cuando tenía que esperar, esperaba, cuando tenía que acelerar, aceleraba, cuando tenía que defender un resultado, lo hacía sin ruborizarse. Cuando iba abajo en el marcador (como ante Argentina), se adelantó y, sin desesperarse, remontaron y ganaron con autoridad. Por eso, no me pregunto de si los galos son justos campeones. Lo aseguro. Quien gana una final de un mundial de la Fifa, goleando, no merece discusión. Fueron los mejores y punto. Segunda estrella para los Blues y segundo capitán que levanta la copa, primero en la cancha como jugador, y ahora como técnico, Didier Deschamps (antes lo hizo Beckenbauer, con Alemania). Celebra París, todo Francia, y yo celebro haber sido testigo de un gran mundial. Rusia quedará en la historia, no sólo porque rompió con el estereotipo de ser un país frío (y no me refiero al clima), sino porque fue cobijo de, quizá, el mejor mundial. El mundial en el que el VAR también jugó, y fue determinante en muchos resultados. El mundial en el que todo el adelanto tecnológico fue puesto al servicio del mejor deporte que pueda existir. ¡¡Que viva el fútbol!!